Blusa Harriet Tubman

$38.000 $30.000
21% OFF

 

Harriet Tubman 

Nació esclava en Maryland en 1820. Su verdadero nombre era Araminta Ross, pero tras conseguir la libertad renegó del nombre que le había impuesto su amo y empezó a llamarse Harriet, como su madre.

En 1849, aprovechando la muerte de su amo, escapó a Filadelfia donde empezaría su vida como mujer libre. Allí conocería a varias personas que formaban parte de El Ferrocarril subterráneo, un grupo de abolicionistas tanto blancos como negros que habían establecido una red de escondites por todo el país para que los esclavos fugitivos tuvieran donde refugiarse en su huida hacia los estado libres del norte del país. Los miembros de El Ferrocarril subterráneo ayudaron a Harriet a huir de la esclavitud y ella misma empezaría a colaborar con ellos.

A lo largo de su vida realizó 13 misiones de rescate, a pesar de que se arriesgaba a ser capturada de nuevo si entraba en los estados esclavistas. En la primera de ellas, rescató a una de sus hermanas y a dos niños. Posteriormente, poco a poco, hizo lo propio con el resto de su familia exceptuando a su marido, que había vuelto a casarse y no quiso abandonar a su esposa. En 1857 liberaría a sus padres y, acabados los años 50, había rescatado a casi 300 personas.

Tras el estallido de la Guerra Civil estadounidense en 1861, acompañó al general Benjamin Butler al sur para defender Washington. Durante la guerra, trabajó como enfermera y, posteriormente, como espía. Dos años después dirigiría la expedición del río Combahee, en la que se liberó a 700 esclavos.

Finalizada la guerra, y a pesar de ser analfabeta, dedicó el resto de su vida a reunir dinero para costear la educación de los antiguos esclavos. Fue también una defensora decidida de los derechos de la mujer y miembro activo del movimiento sufragista. Falleció en 1913 y recibió sepultura con una ceremonia militar en la que el ejército le brindó todos los honores.

 

Compartir: